¿Qué es la formación in company? Actualizado 2018

Formación In Company

Artículo actualizado 02/03/18

Toda revolución provoca cambios. En el caso de la Revolución Tecnológica, las ventajas que ha aportado a las empresas no están exentas de ciertos problemas. Si bien es cierto que ha permitido una conexión global inmediata sin precedentes en la historia, requiere una preparación para adaptarse a ella. Hay que actualizar los métodos operativos y técnicos, manejar nuevas herramientas, aprender protocolos distintos y emplear una misma lengua. Trabajar en esta época es toda una aventura, con interesantes retos que afrontar por delante… pero muchos problemas por detrás. Y lo malo de los problemas es que tienden a acompañarte a la cama y no dejarte descansar en paz.

Eso lo sabe muy bien Babelia, empresa de formación in company, que lleva casi dos décadas aliviando el insomnio derivado de los problemas de comunicación con su Dormidina lingüística por toda España. Porque nuestro país tiene un idioma que se habla en varias partes del mundo salvo en nuestro propio continente. Otros países, que forman parte de los círculos de influencia geográfica de naciones más poderosas, han asimilado una segunda, tercera y hasta cuarta lengua no materna en su vida diaria, facilitándoles la expansión empresarial. En los tiempos actuales, resulta mucho más sencillo decantarse por alguien que te entiende antes que por alguien a quien descifrar a la hora de realizar un acuerdo.

Por otro lado, ante la creciente globalización empresarial, resulta inviable el no saber emplear, al menos, un segundo idioma con absoluta confianza. Muchas compañías forman parte de una red europea o mundial, son una rama de otra empresa mayor con sede en alguna capital internacional, tienen a sus distribuidores en otro país o simplemente sus principales clientes son foráneos. Si se muestra un pobre y torpe empleo idiomático, la imagen de la compañía se verá afectada e incluso perjudicada si eso obliga a ralentizar las operaciones por culpa de malentendidos.

Con todo esto en mente, la formación in company desarrollada por Babelia permite mejorar y asentar los conocimientos lingüísticos de los trabajadores sin obligarlos a acudir a abarrotadas academias de horarios intempestivos o malgastar su tiempo libre los fines de semana con clases en lugar de descanso y actividades familiares. ¿Cómo? Muy sencillo: ofreciendo a las empresas una optimización del horario laboral donde usar un idioma dentro de un entorno de trabajo y adecuado a las necesidades específicas de sus asistentes. Este tipo de cursos aporta la continuidad requerida para que un idioma fluya de modo natural y se aprendan formas de comunicación orientadas a la época en la que vivimos. Aspectos esenciales como la correcta redacción de correos electrónicos, atención telefónica o cómo hablar en una reunión de modo profesional están ahora al alcance de cualquier negocio.

Además, la metodología empleada se caracteriza por su gran versatilidad, lo que, junto con otras ventajas específicas de la propia academia, permite adecuar la forma de enseñanza a las necesidades específicas de los alumnos. ¿Y cuál es esa metodología milagrosa?

De milagrosa no tiene nada; simplemente adapta el contenido a diferentes formatos de formación in company para optimizar la flexibilidad horaria y los recursos disponibles tanto de la empresa como del empleado. La experiencia nos ha enseñado –hay que aprender antes de enseñar- las dificultades globales y específicas que se presentan dentro de los diversos entornos laborales para adecuar la metodología a las personas. Gracias a ello, Babelia es capaz de nadar en diferentes aguas con la agilidad del salmón y la seguridad de la ballena.

A pesar de variar su formato, el contenido de los cursos garantiza el mismo resultado pedagógico a sus usuarios, que pueden optar por las siguientes modalidades de formación in company:

  1. Cursos presenciales

-La tradicional clase donde profesor y alumnos se reúnen dentro de la misma sala. Solo que, en lugar de ser los alumnos quienes vayan a ver al profesor, es el profesor quien acude a ellos. De esta manera, la empresa se convierte en el propio centro de enseñanza, permitiendo una mayor absorción del tiempo empleado y acelerar la integración de los conocimientos, dado que los alumnos aprenden el idioma en el mismo lugar donde van a emplearlo.

-Las clases se imparten en grupos constituidos por un número coherente de integrantes, para que todos tengan la oportunidad de participar y aprender al mismo ritmo. El idioma es un viaje en Business y Babelia trata a los alumnos como personas y no ganado, como ciertas aerolíneas.

-Además de la opción de clases grupales, también existe la opción de clases individuales, conocidas como one-to-one o face-to-face. Es decir, disfrutar de un profesor particular sin abandonar el puesto de trabajo.

  1. Web phone

Las distancias no existen para Babelia. Con independencia de la ubicación, la comunicación está más que garantizada gracias a herramientas de web phone como Skype. El alumno puede trabajar desde su casa o en un recóndito lugar entre las montañas mientras disfruta de las mismas ventajas que las clases presenciales con su ordenador. O también sacarle partido a un horario endemoniado sin necesidad de desplazamientos inconstantes por parte del profesor. Eso sí, ¡ojo con la conexión!

  1. Telephone

De sobra es conocido que gran parte de la comunicación laboral en otro idioma se realiza a través del teléfono. Esto resulta un engorroso problema para muchos, dado que la ausencia de referencia visual elimina de un plumazo el recurso gestual para facilitar el entendimiento. Al depender única y exclusivamente de la palabra, muchos se bloquean y pierden capacidad expresiva. Bueno, ya no. Las clases por teléfono permiten desarrollar la fluidez y confianza oral para transformar a un buen empleado en perfecto.

  1. Blended Learning

No todo en la vida es A o B. Si sabemos combinar la enseñanza presencial con la virtual, podemos transformar un KO en un OK. El alumno se beneficia de la práctica individual proporcionada por una plataforma que le permite aprender los contenidos a su ritmo –pero con constancia- antes de ponerlos en práctica con el profesor durante la clase.

¡Comparte!

Sobre el autor : Manu


1 Comment
  1. Ronald 18 marzo, 2018 at 10:57 pm - Reply

    Buen artículo. Excelente método de enseñanza.

Envía un comentario

Tu email no se publicará.