¿Cómo funciona la Fundación Tripartita / FUNDAE? Actualizado Marzo 2018

¿Sabías que tienes hasta Junio de este año para solicitar que el crédito formativo no usado este año se acumule con el del próximo año?

Ponte en contacto con nosotros para un asesoramiento gratuito, sin compromiso.

Fundación Tripartita (ahora FUNDAE): Mito o Realidad.

Si trabajas para una empresa, seguro que has oído hablar de la Fundación Tripartita y de sus famosos cursos bonificados o cursos gratuitos. Seguro que habéis recibido alguna llamada o visita de un comercial “ofreciendo sus cursos”.

En esta guía vamos a explicar en qué consiste la formación bonificada a través de la Fundación Tripartita (FUNDAE) respondiendo a las preguntas más habituales sobre el tema y cómo bonificar cursos fundación tripartita.

  1. Preguntas Frecuentes
    1. ¿Qué es la Fundación Tripartita (ahora FUNDAE)?
    2. ¿La Fundación Tripartita (FUNDAE) organiza cursos para trabajadores?
    3. ¿Qué es la formación bonificada? ¿Los cursos bonificados son gratuitos?
    4. ¿Quién puede realizar formación bonificada?
    5. ¿Esto quiere decir que la empresa está obligada a pagar un curso bonificado si el empleado lo solicita?
    6. ¿Qué requisitos debe cumplir la empresa para hacer formación bonificada?
    7. ¿Tengo que gestionar yo mi propia formación bonificada?
    8. ¿Cómo hacer formación bonificada con una entidad externa (antes entidad organizadora)?
  2. Formación Bonificada
    1. Manual de buenas prácticas
    2. Los “devoradores de crédito”
    3. Las consecuencias
    4. ¿Cómo hacer formación bonificada para trabajadores de calidad?

1. Preguntas Frecuentes

¿Qué es la Fundación Tripartita?

Debido a la velocidad de los cambios tecnológicos y laborales, las empresas corren el riesgo de quedarse anticuadas cada pocos meses. Para paliar este problema, pueden realizar cursos de formación adaptados a las necesidades corporativas pero no todas las empresas pueden permitirse esa inversión. Hace años las organizaciones sindicales (CCOO, UGT, CIG) y empresariales (CEOE, CEPYME) más representativas, las comunidades autónomas y la Administración General del Estado, detectaron esta necesidad y (resumiendo mucho) así nació el FORCEM y posteriormente la Fundación Tripartita: con la idea de ayudar sobre todo a las empresas más pequeñas y a los trabajadores con mayores necesidades de formación.

¿La Fundación Tripartita (FUNDAE) organiza cursos para trabajadores?

Aunque es una estrategia empleada habitualmente para vender formación bonificada (más adelante explicaremos qué es y como bonificar un curso) es muy importante saber que la FUNDAE no imparte ni organiza cursos, cualquiera que nos ofrezca cursos de la FUNDAE y diga que pertenece a esta entidad o que los cursos que ofrece son de la FUNDAE os está engañando.

La FUNDAE tiene muchas funciones (definidas en el artículo 34 del Real Decreto 395/2007, de 23 de marzo, que regula la Formación Profesional para el Empleo) pero ninguna de estas funciones es impartir, u organizar ningún tipo de formación.

¿Qué es la formación bonificada? ¿Los cursos bonificados son gratuitos?

Todas las empresas tienen una cantidad de dinero disponible para hacer formación que se denomina crédito formativo (más adelante explicaremos como calcular el crédito para la formación bonificada y como bonificar cursos de la fundación tripartita). Este dinero procede de la recaudación de la cuota de Formación Profesional que realiza la empresa a la Seguridad Social y si no se emplea se pierde. La manera de emplear este crédito formativo es mediante bonificaciones (descuentos en los seguros sociales).

De manera resumida funcionaría así:

  • La empresa decide hacer una formación.
  • Se realizan los trámites necesarios en la FUNDAE
  • La empresa paga la formación.
  • La empresa recupera parte (o todo) el dinero invertido en formación mediante una bonificación en los seguros sociales.

Realmente, para ser fieles a la verdad, nos deberíamos referir a los cursos bonificados como cursos con coste 0 ya que la empresa puede llegar a recuperar el 100% de lo que haya invertido en formación pero tiene que pagar por recibir esa formación.

¿Quién puede realizar formación bonificada? 

Todo trabajador dado de alta en el Régimen General de la Seguridad Social. Los trabajadores en Régimen Especial de Autónomos no se pueden acoger a la bonificación.

¿Esto quiere decir que la empresa está obligada a pagar un curso bonificado si el empleado lo solicita? 

El empleado tiene derecho a poder formarse a través de este sistema siempre y cuando la empresa cumpla con los requisitos formales establecidos y exista un acuerdo con la misma y la representación legal de los trabajadores RLT (si existiera).

Además, la formación tiene que ser pertinente con el puesto de trabajo y la actividad de la empresa. Por muy interesante que sea un curso profesional de corte de jamón, el curso no puede ser bonificado si trabajas en un bufete de abogados.

¿Qué requisitos debe cumplir la empresa para hacer formación bonificada?

Antes de plantearse como bonificar cursos fundación tripartita hay que comprobar que se cumplen todos los requisitos ya que el incumplimiento de uno solo de ellos invalida la posibilidad de acceder a la formación bonificada.

  1. Tener centros de trabajo ubicados en el territorio estatal y sus trabajadores deben cotizar por la contingencia de Formación Profesional a la Seguridad Social.
  2. Estar dada de alta en el Registro Mercantil durante todo el periodo del curso.
  3. Estar al corriente con los pagos de Hacienda y de la Seguridad Social.
  4. Informar a la RLT (Representación legal de los trabajadores).
  5. Comunicar a través de la aplicación alojada en la web de la FUNDAE el inicio y la finalización de las acciones formativas cumpliendo con la normativa y los plazos establecidos.
  6. Asegurar el desarrollo satisfactorio de las acciones formativas y la gratuidad de las mismas para sus trabajadores.
  7. Asegurar la función de evaluación de las acciones formativas.
  8. Realizar el pago de los cursos realizados.
  9. Someterse a las actuaciones de comprobación, seguimiento y control que realicen las Administraciones Públicas competentes y los demás órganos de control, asegurándose de su desarrollo satisfactorio.

¿Tengo que gestionar yo mi propia formación bonificada?

En próximos artículos iremos desarrollando paso a paso qué debe hacer una empresa para gestionar su propia formación bonificada. Sin embargo, no es necesario que sea la propia empresa la que se encargue de realizar todas las gestiones, puede delegar en entidades externa (como Babelia Formación) para asegurarse del cumplimento de la normativa y de que todos los trámites se realicen correctamente y en los plazos establecidos.

¿Cómo hacer formación bonificada con una entidad externa (antes entidad organizadora)?

En este caso el proceso es mucho más sencillo ya que es la entidad externa la que se encarga de todas las gestiones y comunicaciones oficiales. La empresa interesada deberá firmar un convenio de encomienda de la formación o adherirse al que la entidad externa tenga suscrito con otras empresas.

2. Formación Bonificada

Manual de buenas prácticas

La formación bonificada surgió como una iniciativa para mejorar la cualificación profesional de aquellos que más la necesitaban y es una manera de financiar esta formación total o parcialmente sin que suponga para el empresario una carga económica extra. Sin embargo, muchas empresas huyen de los cursos bonificados como si se tratara del mismo demonio. Si suponen una ayuda tanto para el trabajador (que mejora su cualificación profesional) como para la empresa (que consigue trabajadores mejor formados y ahorra costes formativos), ¿qué está pasando?

Los “devoradores de crédito”

Se trata de empresas con nombres rimbombantes, mal llamadas “consultoras de formación”, cuya única preocupación es conseguir que una empresa gaste todo su crédito en sus cursos.

Lejos de preocuparse por cubrir las necesidades formativas de sus clientes con formaciones de calidad impartidas por profesionales cualificados, su interés es vender a toda costa. Con esto no queremos decir que todas las empresas que ofrezcan formación bonificada sean “devoradoras de crédito”, desde Babelia queremos ayudarte a detectar las malas prácticas más habituales para que no caigas en sus redes.

Debes sospechar que te encuentras ante el comercial de una empresa “devoradora de crédito” cuando:

  • Sólo te hablan de formación gratuita para los trabajadores. Se preocupan por el coste, no por el contenido.
  • Te ofrecen regalos a cambio de contratar sus cursos (y cuanto más gastemos, mejor será el regalo).
  • Te ofrecen servicios como “obsequio” por realizar la formación: implantación de la LOPD, elaboración de páginas web, SEO, implantación de ISO, prevención de blanqueo de capitales, servicio de prevención de riesgos laborales ,etc…
  • Su oferta formativa consiste en un listado de cursos cerrado, sin información detallada de los mismos.
  • El precio de la mayoría de sus cursos es 420 € o si quieres formar a un grupo te facturan 9 €/h o 13 €/h por persona.
  • No ofrecen formación a medida.
  • No te dan información detallada de como bonificar cursos fundación tripartita.

Dentro de los servicios que ofrecemos a nuestros clientes se encuentra la gestión de los créditos formativos a través de la Fundae y hemos podido ver las consecuencias de estas malas prácticas ya que nos piden ayuda para solucionar sus problemas con la Fundae (y por desgracia en muchas ocasiones no es posible hacer nada).

Las consecuencias

Vamos a analizar estas malas prácticas y sus consecuencias:

  • Falta de información sobre los requisitos de las bonificaciones. Los comerciales no explican correctamente cómo funcionan las bonificaciones a los clientes, que sólo se quedan con la idea de que los cursos son gratis. En el mejor de los casos, al recibir la información sobre a la cantidad a bonificar descubren que no pueden recuperar todo el dinero pagado. En el peor de lo casos, pasados unos años reciben un requerimiento para devolver parte (o toda la bonificación realizada) por no cumplir con alguno de los requisitos por falta de información.
  • Regalos. Aquí hay que plantearse la pregunta: si puedo recuperar el 100% del dinero pagado, ¿por qué me regalan ,por ejemplo, una tablet?. ¿Tan malos son los cursos? En la mayoría de los casos la respuesta es: ¡Sí!, los cursos tienen tan poca calidad que lo único que conseguimos por nuestro dinero es un regalo que en muchas ocasiones tiene la misma calidad que los cursos.
  • Servicios como “obsequio” por realizar la formación. Estas prácticas son ilegales y la Fundae, antes Fundación Tripartita, lleva desde 2010 emitiendo comunicados de advertencia sobre las mismas. Conllevan tanto la devolución de las bonificaciones aplicadas fraudulentamente como sanciones.
  • Tipo de formación ofrecida. En este apartado podemos encontrar: listado de cursos cerrado, sin información detallada, no ofrecen formación a medida, sólo cursos online o cursos con una pequeña parte presencial y un gran volumen de horas online…

Algo que nos ha llamado mucho la atención es que al indicar que nuestros cursos se pueden bonificar nos decían que ese tipo de cursos no se ajustaban a lo que estaban buscando y que no estaban interesados. ¿La razón? Debido precisamente a las malas prácticas de algunas empresas que venden cursos no adaptados a las necesidades reales de la empresa y generalmente de dudosa calidad pensaban que cuando les ofrecíamos cursos bonificables estabamos hablando de otro tipo de cursos, no de los cursos a medida con profesores especializados en formación in company de los que acababamos de hablar y eso, no les interesaba.

Otro problema relativo al tipo de formación, es la formación elearning o formación online. Este tipo de cursos tienen que cumplir con una normativa muy estricta para ser bonificables y que muchos no cumplen al 100% pese a jurar y perjurar que sí. Esto es un problema grave porque si en una inspección se determina que no se cumplen todos los requisitos solicitados para ser cursos bonificables, la empresa no podrá bonificarse o tendrá que devolver la bonificación.

  • Precio: Algo que llama mucho la atención son los precios que estas empresas aplican a sus cursos. La cifra mágica es….. ¡420 €! Cifra que curiosamente, coincide con el crédito asignado por defecto a las empresas de 1 a 5 trabajadores y que suelen ser el objetivo prioritario de los “devoradores de crédito” ya que son las menos informadas.  Otro “truco” es que el precio del curso dividido por el número de horas es siempre 9 o 13. ¡Tachan! De nuevo otra cifra mágica, esas cantidades corresponden al importe/hora que una empresa se puede bonificar por cada trabajador que participe en una formación. ¿Coincidencia? Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Pese a lo que pudiera parecer, ¡los cursos bonificables para trabajadores de calidad existen!

¿Cómo hacer formación bonificada para trabajadores de calidad?

Paradójicamente, la mejor forma de conseguir formación bonificada de calidad es no buscar formación bonificada.  Estás leyendo bien, NO hay que buscar formación bonificada. Hay que buscar formación adecuada a las necesidades de nuestros trabajadores y sobre todo, ¡ÚTIL!

Entonces, ¿cómo bonificar cursos fundación tripartita? Busca empresas especializadas en el tipo de formación que necesites. Huye de las empresas que ofrecen cursos de todo lo que puedas imaginar. Si tienes malestar general vas al médico de cabecera, pero si tienes taquicardia acudes al cardiólogo. Entonces, ¿por qué para hacer un curso no acudes a expertos?

Pide detalles sobre qué te están ofreciendo: ¿son cursos estandar o cursos a medida?, ¿hacen análisis de necesidades?, ¿pruebas de nivel?, ¿cuales son los contenidos del curso?, ¿qué metodología se emplea?, ¿qué seguimiento se hace al alumno?, ¿quién imparte los cursos?, ¿hay evaluación de la calidad?, etc. Es decir, haz todas las preguntas que necesites para saber si la formación es útil para tus trabajadores.

No te centres en el precio para tomar una decisión y recuerda: no siempre lo más caro es lo mejor y si algo es muy barato, piensa en qué pueden estar recortando. ¡Exacto!: en calidad.

¿Ya has decidido cuál es el mejor curso para tus trabajadores? Ahora es el momento de pensar en las bonificaciones de la Fundación Tripartita (o Fundae) para empresas. Es muy probable que la empresa que has seleccionado ofrezca entre sus servicios la gestión de la Fundae. Si no es así, no desesperes, tienes dos opciones: gestionarlo vosotros mismos (en nuestra guía puedes consultar cómo hacerlo) o contar con empresas especializadas en gestión Fundae, como Babelia, que te ayuden a gestionarlo (para más información, pincha aquí).

Esperamos que este  artículo os haya servido de ayuda. Es muy importante recordar que la formación bonificada no es gratis, la pagamos entre todos y es necesario luchar contra el fraude. Ante cualquier sospecha de irregularidad, os recomendamos contactar con la Fundae y denunciarlo.

¡Comparte!

Sobre el autor : Eva Rodriguez


6 Comments
  1. Marta Garcia 2 mayo, 2018 at 1:48 pm - Reply

    Hola
    Somos una empresa de comercialización de instrumentación técnica, y ofrecemos cursos en nuestra empresa para la puesta en marcha u manejo los instrumentos. Los asistentes quieren bonificarse el curso a realizar.

    Nosotros entregamos un diploma a cada asistente con nombre y apellidos, DNI, nombre de la empresa, horas del curso, temario, fecha del curso y firmado por el formador.
    ¿Pueden pedir la subvención?

    • Eva Rodriguez 3 mayo, 2018 at 8:55 am - Reply

      Hola Marta:

      Hay diferentes factores a tener en cuenta. Primero habría que verificar que la empresa y los participantes cumplen los requisitos que estipula la FUNDAE. En caso afirmativo, y si la formación es relevante para la empresa podría bonificarse siempre que se realicen los trámites en la FUNDAE con una semana de antelación respecto a la fecha de comienzo de la formación, se complete la documentación obligatoria y finalizando a los alumnos que asistan al menos al 75% de la formación.

  2. Yolanda 16 mayo, 2018 at 1:18 pm - Reply

    Buenas tardes, acabo de crear como autonoma una empresa de formacion para otras empresas, ¿que tengo que hacer para ser yo quien gestione esos créditos?

    • Eva Rodriguez 21 mayo, 2018 at 12:03 pm - Reply

      Buenos días Yolanda. Nuestra recomendación es que si vas a encargarte de gestionar los créditos para otras empresas, antes de nada recibas formación ya que es un tema bastante complejo. En nuestro blog estamos informando a las empresas para que ellos puedan hacerse cargo de la gestión pero siempre recomendamos que se acuda a un experto.

  3. ROCIO BEGINES DURAN 24 mayo, 2018 at 3:16 pm - Reply

    Buenas tardes, tengo una pequeña empresa y en Diciembre me llamaron de una empresa de cursos ( bonificados) para ofrecerme un curso el cual dije que no quería hacer, me vuelven a llamar para decirme que me mandarían el material, el cual les dije que no me enviaran que no lo iba a realizar, así fue no me lo enviaron , pero cual es mi sorpresa que en Enero me envían a mi email la factura para descontar en seguros sociales la cual no bonifique, porque no había realizado ningún curso ni presencial ni a distancia, me cobraron la factura por banco que devolví porque no sé quien les dio mi número de cuenta y que me cobren por algo que yo no he firmado ni he realizado, cada día me mandan email pidiendo que haga el ingreso, eso es lega? que tengo que hacer?

    • Eva Rodriguez 25 mayo, 2018 at 7:56 am - Reply

      Buenos días Rocío:
      Si tú no has solicitado el curso, no lo has contratado y no lo has realizado, obviamente nadie te puede obligar a pagarlo. Tienes que presentar una denuncia ante la Fundae por mala praxis y a la policia por si es constitutivo de algún tipo de delito. Para que una empresa pueda tramitar tus cursos ante la Fundae, lo primero que tienes que hacer es firmar con esa empresa un contrato de encomienda de formación o una adhesión al contrato de encomienda y es obligatorio que ambas empresas tengáis firmado un original, diles que te aporten ese documento. Además, para poder bonificarte por un curso hay que cumplir una serie de requisitos que varían dependiendo de si es un curso online o presencial y es imprescindible demostrar que se ha realizado el curso, pide esas pruebas ya que deben tenerlas porque es obligatorio. Todo lo que cuentas es muy extraño ya que se necesita mucha información de la empresa para el alta en la Fundae, además de datos personales (por ahí también puedes cogerlos presentando una denuncia ante la agencia de protección de datos). Te facilito el contacto de la Fundae para que hables con ellos y te indiquen los pasos a seguir: 91 119 54 30. Esperamos que puedas solucionar tu problema pronto.

Envía un comentario

Tu email no se publicará.