En un mundo cada vez más globalizado, el inglés se ha convertido en el idioma estandarte de las comunicaciones. La ausencia de fronteras físicas en Europa, el poderoso capitalismo norteamericano, el auge oriental y los nuevos mercados emergentes se encontraron con el dilema de qué idioma emplear para poder expandirse y relacionarse hasta que se decantaron por el inglés.

En España, el aprendizaje del mismo estaba relegado a los colegios y universidades. Pero luego no era empleado en el trabajo, por lo que lentamente se sumergía en las aguas del Leteo de la mente. Posteriormente, cuando la necesidad obligó a los trabajadores a rescatarlo de ese pozo del olvido, surgieron cursos en los que se actualizaban esos conocimientos olvidados.

A fecha de hoy, la realidad es la siguiente: los trabajadores son capaces de entender más o menos los documentos que reciben, escriben de un modo general textos y participan chapuceramente en reuniones o conferencias telefónicas. Porque tienen nociones, pero no dominio.

Como lo que estamos haciendo es ganarnos la vida con nuestro trabajo y no de vacaciones en el extranjero, necesitamos perfeccionar y afilar el conocimiento idiomático para poder crecer, para poder expandirnos, para poder, en definitiva, ser competitivos.

Los cursos para empresas están enfocados en la enseñanza de inglés para adultos. Los trabajadores tienen que aprender a manejar una herramienta tan importante como es el idioma inglés con soltura y fluidez. De otra manera, el trabajo se verá ralentizado por culpa de una mala comunicación y el profesionalismo de la empresa se verá afectado por no saber comunicarlo del modo apropiado.

Inglés para adultos

Estos cursos de inglés para adultos están enfocados de tal manera que, dentro del entorno laboral, se genera una actualización del idioma de manera específica para sus usuarios. Aprenderán a redactar correos electrónicos con un estilo de negocios, a preparar y realizar presentaciones, a manejar el lenguaje telefónico adecuado y a hablar con seguridad y solvencia.

Obviamente, los niveles que hay dentro de una empresa no son iguales. Muchos empleados están estancados en esas nociones básicas y presentan abismales carencias que dificultan la evolución y crecimiento laboral. Para ellos, los cursos de inglés de adultos son la solución óptima que les permitirán transformar las endebles nociones en conocimientos sólidos. Al recibir una buena formación gramatical, aprenderán a construir adecuadamente frases que fomentarán el buen entendimiento de la parte externa, agilizando así las gestiones y peticiones que reciban. Además, descubrirán qué vocabulario se emplea dentro de su campo laboral o para especificar determinadas acciones. De esta manera, serán mucho más precisos y competentes en su trabajo.

Otros empleados, por el contrario, ya tienen esa parte más asentada. Es el momento de dar el siguiente paso y subir el nivel para estar a la altura de sus colegas internacionales. Aprenderán a hablar correctamente, con fluidez y precisión. Trabajarán la parte auditiva, ese aspecto tan complejo para los españoles por culpa de la diferente pronunciación con nuestro idioma. Y éste es un aspecto crítico para conseguir seguridad. Cuando no se entiende lo que se escucha, los nervios merman la capacidad oral. Gracias a los cursos de inglés para adultos, esos defectos se irán limando poco a poco hasta obtener el aplomo necesario como para no temer al idioma.

Pero eso no es todo. Los cursos también están orientados hacia necesidades más específicas de los trabajadores. Si alguno necesita desarrollar o practicar un punto determinado del idioma, también se le ofrece esa oportunidad para hacerlo. La lengua se oxida si no se usa y este tipo de clases ofrece la posibilidad de practicarla con regularidad, actualizándose con las necesidades del mundo actual.

Por tanto, el retorno de inversión que ofrecen los cursos de inglés para adultos es muy alto. Permite a la empresa ser más competitiva, impulsa la expansión internacional y concede un atractivo valor añadido a los empleados, al permitirles amplificar sus conocimientos y facilitarles ascensos laborales. Es muy importante no quedarse estancado, especialmente en estos tiempos de crisis, por no saber hablar con corrección y seguridad el idioma que une al mundo de los negocios.