España es un país bastante particular a la hora de aprender idiomas. Por un lado nos encontramos con que los españoles somos de los europeos con menos nivel de inglés, y por otro lado en España se invierte el doble de dinero que en el resto del mundo para aprender idiomas. ¿Por qué nos cuesta tanto?

España es un país reticente a la hora de aprender nuevos idiomas, si nos comparamos con el resto de Europa nos encontramos con que estamos al mismo nivel de conocimiento que los italianos, tan sólo por encima de los rusos y los turcos. Esta información no nos deja en buen lugar y nos permite poder afirmar que los idiomas no es lo que mejor se nos da. Al parecer el 63% de los españoles no sabe inglés, y tan sólo el 8,3% de los ciudadanos estudia algún idioma extranjero.

Como mencionamos anteriormente, hay estudios que afirman que los españoles invertimos el doble de dinero que el resto del mundo para aprender idiomas, este dato es muy significativo y realmente curioso si tenemos en cuenta los malos datos de aprendizaje de otros idiomas en este país. Los españoles preferimos los cursos en el extranjero para aprender idiomas y los consideramos el método más eficaz frente a otras formas de aprender un idioma que no sea el nuestro.

Uno de los problemas más comunes a los que se suelen enfrentar los que quieren aprender un nuevo idioma es la falta de tiempo, frente a este problema, soluciones como la formación in company se convierten en un gran aliado para aquellas personas que estén dispuestas a optimizar su tiempo y lanzarse a aprender un idioma.

Los idiomas son realmente importantes. En otros países como Estados Unidos, cuyo idioma oficial es el inglés, desde hace algún tiempo ha crecido muchísimo la demanda de aprendizaje de otros idiomas como el español, ellos han sabido ver el potencial que este otro idioma ofrece y se han lanzado a aprenderlo, es el momento de que nosotros también veamos el potencial de otros idiomas y hagamos lo mismo.