El inglés de negocios no es un nuevo idioma, pero a veces lo parece. Hay determinadas palabras específicas en su vocabulario, como todos los medios a los que apliquemos una lengua genérica, y una forma de expresarse que oscila entre el idioma formal y el informal. Pero donde ambas cualidades se manifiestan a la perfección es con el uso de los phrasal verbs, esa extraña combinación entre verbo y preposición que nos vuelve locos a los españoles por su ausencia de equivalencia en nuestro idioma.

Su conocimiento y adecuado manejo durante una reunión de trabajo resultará crucial a la hora de mostrar una capacidad cualitativa en nuestra expresividad, puesto que su uso está muy extendido por el resto del mundo debido al simbolismo empresarial que poseen. Es decir, que estaremos hablando de manera profesional en el entorno que corresponde. Por tanto, comencemos con la reunión con un let’s get down to business.

Pero, antes, vamos a ver qué phrasal verbs podemos emplear para organizar una reunión. Normalmente, empleamos el verbo arrange para las citas. Pero también podemos set up a meeting o fix up a meeting. Sin embargo, las reuniones son susceptibles de verse modificadas por temas relacionados con el trabajo, así que tenemos la posibilidad de pencil in a meeting, para establecer una fecha que podamos mover de día u hora después. Es decir, posponer, por lo que avisaremos a las partes implicadas para put off the meeting o para call off the meeting si finalmente nos vemos obligados a cancelar la reunión.

Otros Phrasal Verbs

Una vez sentados, puede darse la circunstancia de que una persona no haya podido asistir porque le haya surgido un contratiempo de última hora –something came up-. Por ese motivo, alguien lo reemplaza –someone stands in for someone- en la mesa. O también que esa persona se demore en llegar. No pasa nada, porque daremos la orden de que alguien le dirija hasta la sala cuando llegue con un show someone in. Claro, que puede suceder lo contrario y aparezcan más personas de las esperadas. No hay problema; a pesar de la ausencia de espacio siempre podemos hacerles un hueco con squash in.

Como bien sabemos, las reuniones tienen un tiempo de duración estimado en el que tratar uno o varios temas. Aquí podemos emplear dos phrasal verbs como get through y run through, que emplearemos para los temas a tratar –we have a lot to get through– y el otro para repasar los asuntos determinados –I’ll run through the ítems before we start. Si todo va bien, terminaremos incluso antes de la hora establecida. En caso contrario, the meeting will run over.

Una vez entrados en materia con el idioma, si no hay preguntas, pasaremos al siguiente asunto con move on. Pero alguien puede recordar un tema importante de un punto anterior y querrá go back to al mismo. Algo habitual también es interrumpir al interlocutor para añadir información nueva, siendo la forma más educada de hacerlo la siguiente: Can I come in here?, a lo que responderemos con un sencillo go ahead. Aunque de manera más coloquial siempre se puede emplear hold on para pedir a alguien que espere. Posteriormente, le pediremos a la persona que continúe con el tema que del que estaba hablando usando go on o carry on, según nos parezca más oportuno.

¿Y para qué se realizan las reuniones de trabajo? Hay diferentes motivos, pero lo más habitual es que se convoquen para dar información sobre un nuevo asunto, establecer la línea de actuación para un proyecto, ver el estado del mismo, anunciar cambios o buscar soluciones para un problema actual. La forma de hablar sobre cada uno de esos temas suele seguir una plantilla determinada de comunicación, así que podemos recordar qué phrasal verbs corresponden a cada uno con más facilidad. Por ejemplo, fill someone in o brief someone in se emplea para indicar que vas a dar información. Un trabajo se puede acometer en grupo o a nivel individual, por lo que el equipo tendrá que pull together o leave someone to something. Un seguimiento para saber si se está haciendo algo para fortificar el efecto de una acción previa es un follow-up. Pasas la responsabilidad con hand over y se acepta con take on; un reemplazo se transmite con take over, apartarse de algo se anuncia con stand down o step down en caso de dejarlo y con back off para echarse a un lado. Las soluciones aparecen con come up with, el trabajo se reorienta con work towards, los aspectos determinados se mejoran con pick up y las cosas sabemos que están saliendo bien con move along.